Control de Autoridades

Son varias las iniciativas internacionales reseñables que se fijan en el control de autoridades, desde VIAF1 -Fichero de Autoridades Virtual Internacional-, People Australia2, ISNI3 International Standard Name Identifier -Borrador ISO 27729-, I4 -Institutional Identifiers de NISO, ORCID5 -Open Researcher and Contributor ID-, hasta proyectos específicos dirigidos al control de autores y entidades en repositorios digitales, como el pionero Names Project6, financiado por JISC en el Reino Unido, o Cooperative “Identities Hub” de OCLC7.

1 http://viaf.org/
2 http://www.nla.gov.au/initiatives/peopleaustralia/
3 http://www.isni.org/
4 http://www.niso.org/workrooms/i2
5 http://www.orcid.org/
6 http://names.mimas.ac.uk/
7 http://www.oclc.org/research/activities/idresource/

Lenguaje para el control de Materias

Se constata como mayoritaria la elección de los encabezamientos de materia de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos (LCSH) para la organización del conocimiento en las colecciones digitales y todo ello a pesar de indiscutibles desventajas, entre las que destaca la dificultad para su empleo por parte de usuarios que se decantan en sus búsquedas mayoritariamente por el uso de palabras clave o frases.

Relaciones entre Términos

(Es ventajoso un árbol tipo Tesauro). Las notas de alcance en las entradas que clarifiquen o contextualicen los términos empleados también son deseables.

Las palabras clave para categorizar los contenidos del catálogo deben ser términos unívocos, controlados, normalizados, estructurados y provistos de relaciones, como son los descriptores de un tesauro.

Las bases en las que se asienta el prototipo desarrollado por el Names Project del JISC, Functional Requirements for Authority Data (FRAD): interoperabilidad, reutilización de datos y mínima intervención manual, pueden señalar la trayectoria evolutiva en este campo de estudio. En el ámbito temático, la tendencia hacia interfaces con funcionalidades que permiten la búsqueda y navegación facetada ha sido el origen del desarrollo de un prototipo en el que partiendo de la representación de los LCSH en SKOS se ha diseñado una ontología que asiste a los usuarios en la elección del término correcto, relacionando automáticamente las palabras claves introducidas con los correspondientes encabezamientos temáticos del sistema (PAPADAKIS et al., 2009). Parece esta una de las apuestas viables dirigidas a lograr la interoperabilidad sintáctica y semántica de los sistemas.

Fuente: X CONGRESO ISKO CAPÍTULO ESPAÑOL (Ferrol, 30 junio – 1 julio 2011)
ANÁLISIS DEL CONTROL DE AUTORIDADES EN LOS REPOSITORIOS UNIVERSITARIOS ESPAÑOLES
Leticia Barrionuevo Almuzara, Mª Luisa Alvite Díez, Blanca Rodríguez Bravo
Universidad de León, España.

Vocabularios Controlados

Los epígrafes elegidos, denominados autoridades, tomados de diccionarios, tesauros y de las propias obras catalogadas, pueden ser generales y abarcar varios aspectos de un tema, reduciendo las opciones que tendrá el usuario a la hora de buscar información, o bien pueden ser específicos, con el propósito de localizar subtemas, aumentando, tanto las opciones de búsqueda, como las entradas de la lista de encabezamientos de materia desarrollada. A su vez, la lista de encabezamientos de materia puede formar parte de una estructura preestablecida o construirse según sean necesarios nuevos epígrafes.

Una de las mayores fortalezas de los vocabularios controlados es su capacidad de síntesis y de reunión de términos sinónimos en un epígrafe unívoco al cual se remiten los términos no utilizados como autoridad. Otra de sus fortalezas es la capacidad de expresar conceptos complejos mediante la construcción de cadenas de epígrafes organizadas jerárquicamente.

En la ´precoordinación´, los encabezamientos se construyen en sentido horizontal, haciéndose más específicos mediante la asignación de subdivisiones. En cambio, la ´poscoordinación´ produce múltiples encabezamientos que se construyen en sentido vertical.

LCSH

Los LCSH se distinguen porque:
• Componen el vocabulario controlado más extenso que se haya desarrollado en Occidente.
• Tienen un gran riqueza léxica y temática.
• Proveen control de sinonimia y homonimia.
• Contienen referencias jerárquicas y asociativas.
• Se usan extensamente en otras instituciones, nacionales e internacionales.
• Disponen de numerosas traducciones y adaptaciones.
• Tienen una historia documentada.
• Tienen el apoyo de LC.
La estructura de los LCSH es, principalmente, precoordinada. Este es uno de los aspectos de la construcción de epígrafes que más defiende LC. Sus bibliotecarios sostienen que la estructura preecordinada u horizontal permite jerarquizar y establecer relaciones entre los temas, provee un orden estandarizado y mejora la relevancia de los resultados (Library of Congress, 2007). Es cierto que, cuando los usuarios tenían que consultar catálogos e índices impresos, debían tratar de entender la lógica de la estructura de los epígrafes ´precoordinados´ para acceder a la información. Sin embargo, poco se sabe del éxito que tenían en sus búsquedas temáticas. Lo que se sabe es que muchos de los bibliotecarios que ofrecían servicios al público acogieron con gran alivio y complacencia la opción de búsqueda por palabra clave que les proveyeron los catálogos en línea porque les permitía usar un lenguaje más natural y combinar los términos de búsqueda de forma ´poscoordinada´, combinando diversos epígrafes simples. Es que, a pesar de sus ventajas, las búsquedas temáticas normalizadas, les exigen, tanto a los usuarios como a los bibliotecarios que no tienen experiencia en catalogación, familiarizarse con la sintaxis Según algunos autores, los usuarios no han logrado asimilar la estructura jerárquica de los LCSH. Ya Cochrane había planteado la necesidad de que las cadenas de encabezamientos formuladas por los LCSH se pudieran permutar porque la mayoría de los usuarios y algunos catalogadores no podían seguir la lógica de la construcción de los epígrafes (Cochrane, 1986, p. 62). Según observaciones más recientes, la mitad de las búsquedas que se hacen en los catálogos en línea no arrojan ningún resultado (Ballard, 1998, p. 58). Chan opina que los LCSH resultan muy engorrosos con tantas reglas complicadas para la formación de cadenas de encabezamientos (Chan, 2005, p. 13).

Fast

OCLC determinó que para que una lista de epígrafes de materia fuera apropiada para proveer acceso a los recursos electrónicos debía:
• tener una estructura simple de asignar, utilizar y mantener;
• poder ser manejada por personas que no fueran catalogadores y en otros ambientes, además de las bibliotecas;
• proveer puntos de acceso óptimos;
• ser flexible y compatible con diferentes disciplinas y bases de datos;
• ser compatible con MARC, Dublin Core y otros

FAST (Faceted Application of Subject Terminology), un vocabulario normalizado, extraído de los LCSH, que categoriza los encabezamientos según diversas ´facetas´2. FAST, que adopta un formato modular en el que cada faceta dispone de grupos discretos de epígrafes, contiene rasgos de ´precoordinación´ y de ´poscoordinación´. Es ´precoordinado´ porque utiliza encabezamientos con subdivisiones, en tanto pertenezcan a la misma faceta. Es ´poscoordinado´ porque, en los casos en los que no se han desarrollado encabezamientos complejos o en los que los encabezamientos pertenecen a diferentes facetas, no se usan subdivisiones, sino que se establecen encabezamientos adicionales. FAST dispone actualmente de una base de datos de autoridades (OCLC, 2008), de un manual preliminar (OCLC, 2007) y de un texto más amplio (Chan y O´Neill, 2010). La base de datos contiene dos archivos en los que figuran los epígrafes de cada faceta, a saber: Asunto3, Lugar, Tiempo, Persona, Entidad, Título uniforme y Acontecimiento4, por una parte, y los de Forma o género, por otra (véase Tabla I). Los epígrafes incluidos en la base de datos responden al concepto de ´garantía literaria´ (literary warrant), ya que incorporan todos los que han sido usados en Worldcat como temas, al menos una vez. El cambio mayor que plantea FAST es la organización de los epígrafes en forma vertical, lo que permite simplificar la sintaxis de los LCSH y reducir la cantidad de epígrafes únicos, sin menoscabo de su riqueza léxica (OCLC, 2007).

La ´precoordinación´, una de sus grandes fortalezas a la hora de jerarquizar los epígrafes, es también uno de los aspectos menos comprendidos por los usuarios. FAST, inicialmente desarrollado para suplir los encabezamientos de materia que formarían parte de los registros de metadata del DCMI, supera esta dificultad al permitir la construcción de epígrafes ´poscoordinados´. Además, simplifica la sintaxis y agiliza la catalogación, pero conserva la riqueza léxica y el apoyo logístico de los LSCH. Las opiniones en cuanto a la pérdida de especificidad que pueda ocasionar la deconstrucción de los epígrafes están divididas. Aún así, constituye una opción viable para las bibliotecas y centros de información que deseen explorar el potencial de un vocabulario normalizado que se construye en sentido vertical.

Fuente: LCSH, FAST Y DELICIOUS: VOCABULARIOS NORMALIZADOS Y NUEVAS FORMAS DE CATALOGACIÓN TEMÁTICA, Fuente: Anales de Documentación, 2011, vol. 14, nº 1, MARILYN MONTALVO

Bibliografía

BALLARD, T. Keyword/subject: finding a middle path. Information Today, 1998, vol. 15, no 6, p. 58.
CHAN, L.M. Library of Congress subject headings: principles and application. Westport, Conn.: Libraries Unlimited, 2005.
CHAN, L. M. y O´NEILL, E. FAST: Faceted Application of Subject Terminology: principles and application. Westport, Conn.: Libraries Unlimited, 2010.
ESTALELLA, A. 2005. La folksonomía emerge como sistema para clasificar contenidos en colaboración [en línea]. El País, 8 septiembre 2005. Disponible en: < http:// adolfoestalella.googlepages.com/050908_Folksonomias.pdf> [Consulta: 13 de septiembre de 2009].
GILMOUR, R. y STICKLAND, J. Social bookmarking for library services: bibliographic access through Delicious. College & Research Libraries News, 2009, vol. 70, no 4, p. 234-237.
LIBRARY OF CONGRESS. Library of Congress subject headings [en línea]: pre- vs. post-coordination and related issues report. Washington, D.C.: Library of Congress, 2007. Disponible en: [Consulta: 20 de octubre de 2009].
MCELFRESH, L. K. Folksonomies and the future of subject cataloging. Technicalities, 2008, no 28, p. 2.
MONTALVO MONTALVO, M. Vocabularios controlados y FAST: la asignación de materias en el siglo XXI. En: Martínez Arellano, Filiberto Felipe, comp. III Encuentro de catalogación y metadatos: memoria. UNAM: México, 2009, p. 41-64.
OCLC. FAST (Faceted application of subject terminology) [en línea]: applications guide and documentation, version 9. OCLC: Dublin, Ohio, 2007. Disponible en: [Consulta: 9 de agosto de 2009].
RETHLEFSEN, M. Tags make libraries Del.icio.us: social bookmarking and tagging boost participation. Library Journal, 2007, vol. 132, no 15, p. 26-28.
SEOANE, C. Flexibilidad de las folksonomías. Anuario ThinkEPI, 2007, no 1, p. 74-75.
VANDER WAL, T. 2007. Folksonomy. Disponible en: [Consulta: 20 de septiembre de 2009].
WEST, J. Subject headings 2.0: folksonomies and tags. Library Media Connection, 2007, vol. 25, no 7, p. 58-59.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *